Cacerías de urogallo y gallo lira

Una de las cacerías más bellas y satisfactorias es la combinación de la caza de primavera del urogallo y del gallo lira. Existe gran densidad de estas aves en San Petersburgo y otras regiones del norte de Rusia. Se trata esencialmente de una caza por el trofeo, con la oportunidad de conseguir ejemplares con su plumaje nuevo.

El urogallo generalmente se caza después de la medianoche en rececho. Estas aves, con un fino oído atraviesan breves periodos de sordera durante sus gritos de reclamo del alba. Esto permite al cazador acercarse hasta unos 20 metros y realizar un disparo certero. La cacería debe terminar antes del alba para que las aves no puedan ver acercarse a los cazadores. El urogallo de pico blanco puebla toda Rusia, mientras que el urogallo de pico negro sólo se encuentra en Siberia y la zona más oriental.

El gallo lira se caza en primavera justo antes del amanecer, en espera, situado cerca de una zona de apareamiento, donde se concentran docenas de machos. Las peleas de los machos son un espectáculo increíble.

Tanto el urogallo como el gallo lira se pueden cazar con perros en otoño.

Recomendamos la lectura de “GROUSE OF ANOTHER TIME” de Chris Dorsey, una crónica en primera persona de la caza del urogallo en Rusia. (en inglés)